SI HABLAS DEMASIADO RÁPIDO ARRUINARÁS TU INTERVENCIÓN EN PÚBLICO.  Hacer pausas al hablar te da poder – Por Mila Melero
Mila Melero

SI HABLAS DEMASIADO RÁPIDO ARRUINARÁS TU INTERVENCIÓN EN PÚBLICO. Hacer pausas al hablar te da poder – Por Mila Melero

Por Mila Melero | Educadora y consultora en Técnicas de Comunicación | 24/08/2017 12:00

Hablar en Público con eficacia requiere tener en cuenta varias cosas. Una de ellas es hacerse cargo del efecto que uno provoca y ese efecto depende, en casi un 40%, del modo en que cada uno usa su voz. Hay varias cosas que te pueden perjudicar.

Una de ella es hablar muy rápido. Si lo haces:

ü  Respiras mal

ü  Vocalizas mal

ü  Pronuncias mal

ü  Dificultas la audición

ü  Generas malestar

ü  Das mala impresión

Hay algo que apura mucho a los principiantes. Me refiero al susto y a la sorpresa que les provoca escuchar su propia voz grabada.

“Yo no hablo así”

Esa es una reacción habitual. Me lo dicen los alumnos de mis cursos. Primer baño de realidad.

 ¡Así es como suenas!

Así es como los demás te oyen y te perciben cada vez que abres la boca ¡Ese sí eres tu¡

El único que se oye diferente eres tú mismo porque:

ü  De repente, te oyes “desde fuera del altavoz”, que eres tú mismo.

ü  De repente oyes lo que proyectas, como un oyente más.

Sé sincero/a contigo mismo en este momento. Piensa en alguien que te parezca convincente, alguien a quien sueles escuchar con gusto, alguien de quien no te cuesta recordar lo que le oíste decir.

¿Por qué crees que a esa persona le das credibilidad y merece tu consideración? Seguro que hay varias razones, pero una de ellas –que tú percibes de modo inconsciente- es el modo en que se expresa. Y en el modo en que se expresa entra el uso que hace de su voz.

Es cierto que existen los sabios reconocidos –sean del sector que sean- y a ellos se les permiten muchas “imperfecciones”, porque lo que aportan supera sus posibles defectos. Pero de esos hay pocos. El resto de los mortales tenemos que ganarnos el respeto y la credibilidad a cada paso y para conseguirlo, cuando nos comunicamos en público, debemos poner mucho esmero en lo que hacemos con nuestra increíble “Orquesta”: nuestra voz y cómo manejarla.

Para que te escuchen con interés debes:

ü  Hablar despacio.

ü  Pronunciar bien.

ü  Completar las frases.

ü  Evitar las muletillas.

Huye de las muletillas.

Esas palabras o sonidos que repetimos constantemente a lo largo de nuestro discurso y que no aportan nada. Al contrario, nos ponen en evidencia. Se nota que nos falta vocabulario. Se nota que necesitamos apoyarnos en ellas para avanzar, en vez de construir frases completas, con todas las palabras que requiere la idea que queremos expresar.

Cada muletilla puede ser sustituida por una pequeña pausa. ¡Date permiso¡ Usa tu mirada para compensar. Le estás dando un respiro a tu interlocutor. Tú no lo crees, pero le estás ayudando.

No rellenes de sonidos tu intervención. El silencio de una mínima pausa siempre es mejor que un… ¿Vale? ¿De acuerdo? ¿Me entiendes? Etc.

Y frena.

Te voy a dar una imagen desagradable para que te hagas cargo del efecto que provoca eso. Hablar demasiado deprisa es como vomitar en público. Es como si no pudieras contener el torrente de palabras que se te desbordan. No es un espectáculo agradable.

Debes saber que, por más que corras siempre irás más lento que tu pensamiento. Es una carrera perdida. Frena, por respeto a quien te escucha y porque al hacerlo no te ayudas.

Te juegas la credibilidad de tus mensajes.

¿Te parece una buena razón para tomarte esto en serio?

 

© Copyright 2017 Mila Melero

*Puedes publicar mis artículos si incluyes mi nombre con un enlace activo hacia mi web y la siguiente información: 

Mila Melero, Periodista Audiovisual y experta en Técnicas de Comunicación. Se dedica a ayudar a profesionales y a expertos a cautivar a sus audiencias, compartiendo los secretos de su amplia experiencia, mediante la formación y la asesoría personal.

Para obtener su booklet gratuito, “Cómo poder hablar en público, con poder”, visita ahora  http://milamelero.com

 

Mila Melero

Autor: Mila Melero

Periodista Audiovisual, de carrera y de talante, con instinto para el espectáculo.

Deja tu Comentario